Logotipo Mundo-Psicologia

Mundo Psicologia

Psicología, terapías y bienestar

Contacto Mundo-Psicologia

Miedos Infantiles

Los miedos les ayudarán a enfrentarse de forma adecuada a situaciones difíciles y amenazantes con las que se encontrarán a lo largo de su crecimiento.

Psicologia-miedosLos niños, a lo largo de su desarrollo, padecen y experimentan numerosos miedos. La mayoría son pasajeros. Estos miedos les ayudarán a enfrentarse de forma adecuada a situaciones difíciles y amenazantes con las que se encontrarán a lo largo de su crecimiento.
Los miedos son reacciones emocionales que forman parte del desarrollo y son constantes en la naturaleza humana. Es normal que los niños presenten miedos específicos. La función del miedo en estos casos es proteger a la infancia de posibles daños.
De los 8 a los 12 meses el niño es capaz de reconocer y diferenciar los estímulos familiares de los extraños y comienza a mostrar miedo a las personas desconocidas.
Cuando empieza a caminar las respuestas de evitación se hacen más patentes al poder exteriorizar el temor huyendo del estímulo atemorizante y corriendo al encuentro de su madre.
Durante los dos primeros años de vida los temores van aumentando. El niño puede explorar su entorno teniendo más probabilidades de encontrarse con situaciones peligrosas, desde las caídas sin importancia, sufrir sustos de personas extrañas, percances con animales como los perros y no digamos con coches que circulan peligrosamente a escasos metros de nuestros enanos.
En el momento empiezan a poder comunicarse con el habla, el desarrollo cognitivo cambia así como la naturaleza los miedos. Se pasa de los miedos a daños físicos a miedos de carácter social.

EVOLUCIÓN DE LOS MIEDOS INFANTILES EN FUNCIÓN DE LA EDAD

EDAD SITUACIONES ATEMORIZANTES
0-6 meses Ruidos fuertes, pérdida súbita de apoyo y soporte.
7-12 meses Miedo a extraños, a la separación de los padres, a objetos que surgen bruscamente.
1 año Personas extrañas, separación de la padres, heridas.
2 años Ruidos fuertes, animales, separación de los padres.
3 años Máscaras, oscuridad, separación de los padres, animales.
4 años Ruidos, oscuridad, separación de los padres, animales.
5 años Lesiones corporales, ruidos, oscuridad, separación de los padres, animales.
6 años Oscuridad, seres sobrenaturales, lesiones corporales, separación de los padres, ruidos fuertes.
7-8 años Estar solo, seres sobrenaturales, oscuridad, lesiones físicas, hacer el ridículo.
9-12 años Exámenes escolares, lesiones corporales, aspecto físico, truenos y relámpagos, muerte, oscuridad.

LOS PRINCIPALES MIEDOS A LA INFANCIA SON:

El Miedo por separación es aquel que sufren los niños cuando son separados, alejados de sus padres, familiares o personas ligadas afectivamente. Prácticamente todos los niños sufren este tipo de ansiedad, es un fenómeno universal que también ha sido observado en otras especies. Durante la infancia se presentan diferentes situaciones en las que se produce la separación involuntaria:

LA ACTITUD DE LOS PADRES ES FUNDAMENTAL PARA LA EVOLUCIÓN DEL MIEDO A LA SEPARACIÓN. AQUELLOS QUE MUESTRAN ANSIEDAD ANTE LA SEPARACIÓN DE SUS HIJOS ACABAN POR CONTAGIARLES.

Los factores que influirán en el incremento de este tipo de ansiedad, tanto en su duración, intensidad como frecuencia son:

Sobre los 6 meses comienza la ansiedad por separación manifestada por los bebés con llantos y gritos cuando los padres se alejan, con objeto de llamar su atención. Cuando llegan a los dos años de edad el hecho de poder andar les permite expresar mejor su temor corriendo al lado de su madre en cuanto ésta se aleja.

- El miedo a los extraños es un miedo innato. Su aparición y desvanecimiento está entre el primer y segundo año de edad. La respuesta de miedo dependerá de la situación y sobre todo de la conducta del extraño. Los niños se asustan cuando se les presenta un objeto al que no están acostumbrados como un rostro desconocido. Suelen reaccionar con la interrupción de la sonrisa, desviando la mirada y rompiendo a llorar. Las características físicas del desconocido también influyen. Las mujeres suelen causar menor temor que los varones y los niños menos que los adultos. La experiencia previa con desconocidos juega un papel importante, manifestando una respuesta de temor menor aquellos niños que han estado expuestos a diferentes individuos.

- El miedo al daño físico: El miedo a las heridas y a la sangre la presentan casi todos los niños. Puede darse casos de hematofobia, es decir, la reacción de miedo ante la visión de sangre acompañándose de mareos y desmayo. Suele haber antecedentes familiares con el mismo trastorno. Los miedos a la hospitalización, al dentista, a las inyecciones es un problema muy extendido y la actitud de los padres es decisiva así como la experiencia anterior de los niños.

- El miedo a la oscuridad suele aparecer en torno a los dos años y desaparece alrededor de los nueve. Uno de cada tres niños suele padecerlo.
Se pone en funcionamiento por la noche cuando llega la hora de acostarse. El temor a la oscuridad se asocia con diferentes tipos de miedos, como seres malvados imaginarios, monstruos, ladrones, soledad, separación, etc.
Las pesadillas y los terrores nocturnos suelen aparecer como trastornos de sueño asociados a este temor. (Véase trastornos del sueño)

- Los miedos escolares: La escuela es el lugar donde los niños pasan la mayor parte de su tiempo, teniendo todo tipo de experiencias, positivas y negativas. Estas últimas son las que se refieren a los temores escolares. El rechazo al colegio es uno de los miedos más incapacitantes pero que afecta a una minoría de niños. Normalmente suele empezar de forma progresiva independientemente del nivel educativo en que se encuentren, existen cuatro tipos de miedos escolares:

Se ha comprobado que los miedos escolares aumentan con la edad, al contrario de lo que sucede con los miedos infantiles.
Los miedos escolares más frecuentes por orden de intensidad son:

SI EL MIEDO PERSISTE, ACUDA A UN PROFESIONAL, ESTE TIPO DE PROBLEMAS, TIENE UN PRONÓSTICO MUY POSITIVO Y A CORTO PLAZO.

Formulario de contacto

Area de Servicio

Si no se encuentra entre las ciudades citadas, pide información sobre las tasas que tenemos en otras ciudades